REDES

----------------------------------------------------0000--------------------------------------------------

AVISO

AVISO

tezto

-------------------------------------------------------0000------------------------------------------------

video principal

----------------------------------------------------0000--------------------------------------------------

COVID EN VERACRUZ; QUÉ ES VERDAD Y QUÉ ES MENTIRA; ESTAMOS EN NARANJA, PERO EN REALIDAD ESTAMOS EN ROJO


IMAGEN: PROMOCIONADA HACE UN MES POR EL SISTEMA DE COMUNICACIÓN SOCIAL DEL GOBIERNO DEL ESTADO; CUITLÁHUAC GARCÍA JIMÉNEZ, PRESENTANDO EL CENTRO DE ATENCIÓN MÉDICA EXTENDIDA EN EL VELÓDROMO DE XALAPA

Xalapa, Ver.
Lunes 29 de Junio de 2020

Hace prácticamente un mes, el gobernador Cuitláhuac García Jiménez, el secretario de Salud Roberto Ramos Alor y personal de la burocracia estatal, anunciaron que el velódromo centroamericano se habilitaba como Centro de Atención Médica Expandida (CAME), por lo que técnicamente a partir de ese momento, se contaba ya con un Hospital Covid más en Xalapa, en donde de inicio se tendría capacidad de atender hospitalariamente a 90 pacientes más del temible coronavirus.

Ha transcurrido casi un mes de aquél anuncio y el CAME aún no se ha abierto; ha trascendido que no existe el equipo médico mínimo especializado que se requiere.

Por eso Xalapa no pudo permitir la reanudación de actividades productivas, a pesar que el Gobierno Federal le "regaló" el semáforo naranja a todo el Estado.

La saturación al 100 por ciento de la capacidad hospitalaria en Xalapa es una realidad: IMSS, ISSSTE y CAE, el oficialmente reconocido "Hospital Covid" en la capital del Estado, están al tope.

Claro que si el Velódromo, o CAME, estuviera funcionando, las cosas no estarían tan graves, al menos habría espacio para 90 pacientes graves más.

Pero en un mes, el Gobierno del Estado ha fracasado en su intento de habilitar un Hospital Expandido y echarlo a andar.

Hay otro problema: en Veracruz los números no están coincidiendo con lo que la gente ve.

Por ejemplo: Xalapa registra al momento que esto se escribe, con 344 casos confirmados ACUMULADOS, esto es, que es el número de casos confirmados desde el 20 de marzo que inició la declaración de cuarentena y hasta hoy.

O sea, los 344 enfermos o contagiados de coronavirus, no están juntos amontonados en una sala en este momento, sino que según los datos, y se aclara, los datos que está proporcionando de manera oficial el Gobierno del Estado, esos 344 enfermos se registraron en un periodo de 90 días, lo que refiere que muchos de ellos ya sanaron y se recuperan e incluso otros, lamentablemente, han muerto, que según siempre los números oficiales, se trata de 50 decesos exactamente los que han ocurrido en los mismos 3 meses.

Entonces surge una pregunta ¿cuánta fue realmente desde siempre la disposición de camas de hospital en Xalapa, la capital del Estado?, porque aunque no deja de ser objeto de mucha atención, ¿El Hospital Luis F Nachón, el CAE, El IMSS, El ISSSTE, en conjunto apenas contarán con 300 camas?.

La pregunta es, porque el método que el Gobierno Federal está aplicando para otorgar color al proceso de "semaforización" no se fundamenta en el número de casos confirmados, tampoco en tasa de mortalidad y para variar, tampoco en "picos" de contagio, sino en un solo dato: el número de camas de hospital con que cuenta ese Estado, contra el número de pacientes que están hospitalizados; por ejemplo si hay mil pacientes hospitalizados, pero hay mil 500 camas, entonces podría significar que se otorgue el semáforo naranja y no el rojo.

Y ahí se abre una zanja de oscuridad más profunda. Según el mapa de desarrollo del virus que construye y actualiza al día el Gobierno del Estado de Veracruz, el municipio de Poza Rica fue declarado "naranja" a partir de este lunes.

El detalle es que Poza Rica suma hoy 587 casos confirmados, o sea 243 casos más que Xalapa.

Poza Rica registra 106 muertes; Xalapa, como ya se estableció líneas atrás, lleva 50.

Pero Poza Rica es semáforo "naranja", mientras que Xalapa es semáforo "rojo".

¿Esto quiere decir que en Poza Rica hay mucha más capacidad hospitalaria que en Xalapa la capital del Estado? y no debe ser cualquier diferencia, pues si a Xalapa lo colapsan 344 pacientes de los que al menos 50 han fallecido, pero a Poza Rica con casi 600 casos, aún tiene espacios, quiere decir que la diferencia es mucha.

Hasta aquí, las conclusiones son difusas, confusas e incluso incompatibles del todo.

La versión que se asegura es la real, la verdadera, es que el Gobierno de Veracruz miente a la Federación en el tema de la pandemia.

Y cuando se dice miente, es que todos los datos que maneja, no son reales.

En esa hipótesis, entonces las camas de hospital en Xalapa están al cien, porque no hay 344 contagios en 90 días, sino el número de enfermos es muchísimo más elevado.

Y ahora sí, con cierto aire conspiracionista y hasta amarillista si se quiere, resultarían ciertas las cada vez más constantes manifestaciones de médicos, enfermeras y personas que trabajan en los hospitales públicos de Xalapa, quienes afirman en voz baja por temor a represalias, que las salas dedicadas a pacientes con Covid 19 tanto en el CAE, el IMSS y el ISSSTE, simplemente están al tope.

Por si fuera poco, hay testigos presenciales de que cada día, son "muchas" las llegadas de ambulancias al CAE con pacientes graves que presentan síntomas del virus.

Por otro lado el fenómeno de la mortalidad no parece ser de "50 decesos" en 90 días; al parecer, el número de personas que están muriendo por causa y efectos primarios o secundarios del Covid, definitivamente son muchos, pero muchos más.

Y este presunto e imaginario acto de ocultar las cifras y datos reales de la pandemia, qué objeto podría tener de parte del Gobierno de Veracruz para con la Federación?.

Bueno, pues en el caso de que efectivamente el Gobierno del Estado y Xalapa, hayan sido alcanzados por la más cruda verdad que ha destruido en un instante su castillo de mentira, el único objetivo que se le encuentra al intento de darle al ciudadano todos los días atole con el dedo, es que al menos en el tema de la pandemia, intentaron vender la idea de que "aquí todo lo tenemos controlado", cosa que por cierto, lo intentan todos los días en todos los ámbitos, pues en seguridad, "estamos bien", en educación, "estamos bien"y en sí, en todo, "estamos muy bien".

Lo cierto, cierto, y que no necesita ninguna prueba, es que el Gobernador Cuitláhuac García Jiménez optó, o alguien lo conminó, a que se mantuviera alejado lo más posible de esta vorágine de información que fluye todos los días respecto al Covid 19; y no se refiere precisamente a la información plasmada en medios de comunicación, sino a la información que está fluyendo entre los vecinos de las colonias xalapeñas que se reportan entre ellos, que "tal y cual" resultaron contagiados y que "tal o cual" vecino, lamentablemente falleció.

También solamente hay que estar afuera de uno de los cementerios de la capital y ver cómo constantemente están llegando carrozas con su tétrico contenido.

O quizá, realizar el ejercicio de aquél testigo que afirma ver "a diario" llegar ambulancias al CAE, mientras él está afuera en la calle realizando alguna actividad.

A todo esto y de todo esto, el Gobernador del Estado, el primer mandatario del Estado, el Jefe del Ejecutivo en Veracruz, Cuitláhuac García Jiménez no ha dicho mucho, por no decir nada.

Dios salve a Xalapa. Dios salve a Veracruz.