REDES

div

----------------------------------------------------0000---------------------------------------------------

ENLACE

editoriales anteriores

div

----------------------------------------------------0000---------------------------------------------------
----------------------------0000---------------------------

LO PASADO FUE MEJOR

Por Juan Osorio Flores

1.- Traje este fin de semana a mi mente la operación de dos dependencias del Gobierno del estado en el sexenio 2004-2010: El Instituto Veracruzano del Transporte y la Coordinación Estatal de Juntas de Mejoras.

La primera estuvo bajo la titularidad de Antonio Gómez Anell y la segunda a cargo de Víctor Hugo Alarcón Limón.

El Instituto Veracruzano del Transporte llegó a tener tal auge e influencia en el sector transportista, que incluso el entonces gobernador Fidel Herrera Beltrán llegó a considerar la conformación de un ente que tuviera el control absoluto del rubro de Tránsito y Transporte del Estado pero con la figura de "Instituto" lo que perfilaba no como un mero órgano calificador y sancionador, sino como un ente de capacitación permanente.

A ese periodo, el Instituto Veracruzano del Transporte con Antonio Gómez Anell al frente, se convirtió en el fiscalizador, por llamarlo de alguna manera, de todo lo relacionado al Transporte Público y de Pasajeros, y quiérase que no, el famoso curso de capacitación para operadores de unidades de servicio público hizo disminuir el número de accidentes automovilisticos en donde participaban choferes del Transporte Público.

Es difícil de olvidar que tan solo en la ciudad de Veracruz, hubo una semana en donde todos los días se registró un atropellamiento mortal por choferes de autobuses; fue cuando Gómez Anell creó el curso y solicitó anuencia del Gobernador para establecerlo con el carácter de "Obligatorio" para todo aquél que solicitara una licencia para Transporte Público de Pasajeros o Carga.

Y así, poco a poco, el curso de capacitación que se dio en cada Delegación de Tránsito y Transporte en toda la entidad, rindió frutos y solo Dios sabe cuántas vidas se salvaron gracias a que uno o dos choferes, decidieron ir poniendo en práctica la serie de estrategias, enseñanzas y sugerencias de los capacitadores.

2.-Pasando a la otra dependencia, la Coordinación Estatal de Juntas de Mejoras; definitivamente los reporteros de la fuente gubernamental esperaban ansiosos la presentación de una fiesta patronal, siempre en el salón principal del Palacio de Gobierno hasta donde el entonces titular Víctor Hugo Alarcón, llegaba acompañado del alcalde responsable de la fiesta. ¿La razón?. En primer lugar porque el alcalde en cuestión hablaba de todos los temas que los reporteros le preguntaban, pero también casi siempre, llegaba con regalos representativos de la fiesta, incluso más de una vez, con invitación directa y tangible para que los reporteros asistieran a dichos eventos.

Tema aparte es que casi siempre, llegaban danzantes, modelos, edecanes, músicos y artistas de aquél pueblo, a cantar, bailar, hacer demostraciones, etcétera, que hacia que la nota se multiplicara en dos o tres.

En materia de Prensa, el preparadísimo Jorge Brandy encabezaba un Programa en Radio Televisión de Veracruz llamado "descubriendo Veracruz", auspiciado y patrocinado por la Coordinación Estatal de Juntas de Mejoras, amén del despliegue de arte y recursos de los que echaba mano para crear carteles, spots de radio y televisión, además de trípticos informativos y más.

El resultado?. Festividades como el Xantolo, se hicieron internacionales. Compañías de teatro encontraron espacios para sus presentaciones, como la compañía que creó, actuó y escribió "La Llorona" que recorrió decenas de municipios auspiciada por la Coordinación que encabezaba Víctor Hugo Alarcón Limón.

El apoyo fluyó por años (años) para fiestas de todo nivel, desde las patronales de colonias y congregaciones, hasta las más grandes de Veracruz como Tlacotalpan y El Tajín. Incluso, en alguna ocasión en que un solo mes se realizaron 11 festividades patronales en diversos municipios del estado, fue cuando un grupo Musical se quejó que le retrasaban el pago. 

Víctor Hugo Alarcón salió al paso de aquél reclamo estableciendo que él recibía facturas, y hacia contrataciones, pero no era el que tenía el dinero en el cajón para pagar. Dos semanas pasaron para que se le liquidara el adeudo al grupo musical que reclamaba.

Todo lo anterior: tanto en el Instituto Veracruzano del Transporte como en la Coordinación Estatal de Juntas de Mejoras, solo son recuerdos, recuerdos vagos de lo que un día fue.

Porque hoy, esas dependencias son enormes elefantes blancos que sostienen a un grupo de pránganas que nada hacen, nada ofrecen y es más, ni siquiera tienen idea de lo que están haciendo o del porqué esas dependencias existen y para qué.

Obviamente los titulares defienden su posición alegando que "están trabajando"; aunque no exista ni siquiera la más mínima prueba de ello.

Es tal la inutilidad de esas dependencias en donde un día literalmente salió humo por el frenesí del trabajo que se desarrollaba, que hoy ni siquiera son mencionadas.

Triste, pero definitivamente los tiempos pasados fueron mucho mejores. Y si no, pregúnteles a los alcaldes que hoy se acercan a la Junta Estatal de Mejoras a pedir un apoyo para sus fiestas. Pregúnteles qué es lo que les responden.

Pregúntele a los delegados de Tránsito en el Estado, cuál es el apoyo que reciben de parte del Instituto Veracruzano del Transporte. De veras, con confianza: pregúnteles.

Un último punto: cuando un reportero entrevistaba por ejemplo a los citados: Antonio Gómez Anell y/o a Víctor Hugo Alarcón Limón, con toda soltura y eficacia daban respuesta a los cuestionamientos sin titubeos; hoy, hacer una entrevista a los titulares de los elefantes blancos, es poco menos que imposible y casi se exige un script para que el (mal) funcionario la estudie unos días y así, ver si se anima a conceder la entrevista.

Bueno, eso es un pretexto: la realidad es que no dan entrevistas porque ¿de qué demonios hablarían, si no han hecho nada!!?.